Los procesos de cambios son inherentes a todo ser vivo y estamos continuamente pasando por procesos de transformación, ya sea en el cuerpo físico, mental o emocional.

Sin embargo, la evolución nos ha guiado a perder el contacto con nosotr@s mism@s. Estamos acostumbrados a estar hacia afuera, a ver y a observar lo que ocurre a nuestro alrededor e interactuar con el medio a través de la tecnología. Hemos perdido la capacidad del observador interno.

¿Qué necesito para iniciar un proceso de transformación?

Todo proceso de transformación empieza con la toma de consciencia, independientemente de lo que quieras transformar. La toma de consciencia es la llave que te abrirá las puertas para entender una nueva realidad o la realidad del momento presente.

Transforma la relación contigo mism@

Si queremos transformar la relación que tenemos con nosotr@s mism@s, el primer paso es buscar adquirir consciencia corporal conociendo e identificando las partes de tu cuerpo y sus relaciones para poder entender las señales que te está enviando y así poder iniciarte en el proceso de la lectura corporal. Pero eso envolverá otras partes como puede ser la mental y la emocional, ya que, podrás entender de dónde viene esa expresión y el porqué.

3 Grandes aliados

El Bowspring Yoga  te guía en este proceso de transformación. Posibilita entenderte de una manera integral, pues ayuda a crear unidad entre todas las partes y a guiarte desde la consciencia, responsabilidad y compasión. Te ayuda a cambiar patrones arraigados y a transformarlos para que puedas actuar desde la libertad, permitiéndote creer más en ti mism@. https://activebowyoga.com/bowspring/

La atención plena es un pilar en este proceso y nos facilita estar atent@s en la forma en que ubicamos y posicionamos nuestro cuerpo, en la forma que respiramos y en la forma en que percibimos nuestros pensamientos y nuestras emociones en cada momento.

Los sentidos son nuestros órganos receptores. Nos ayudan a comprender los detalles para explorar tanto nuestro mundo interno cuanto externo a través de las sensaciones más sutiles. Busca cultivarlos estando en contacto con la naturaleza, escuchando sonidos agradables, oliendo el frescor de la hierba, mirando paisajes inigualables y alimentándose de productos frescos y naturales. “Cuando los impulsos sensoriales están organizados armónicamente, el cerebro produce respuestas corporales prácticas, generando percepción, emoción y pensamientos constructivos.”

Sea lo que sea, lo que quieras transformar, empieza desde dentro hacia afuera. Empieza tomando consciencia de ti mism@ para poder cambiar la realidad a tu alrededor.

Namasté,

Keilla Dias